24 C
Málaga
domingo, mayo 22, 2022

Directorio

Primera reunión Sánchez y Feijóo, cordial y sin resultados

  • El líder del PP critica que Sánchez no está “dispuesto a escuchar al resto” para “mejorar” las medidas económicas
  • Acepta reformar el artículo 49 de la Constitución siempre que “previamente se pacte en el Cermi» y no se toque nada más

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el líder del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo, constataron este jueves su enfrenamiento en materia económica al hacer visibles sus diferentes recetas para encarar la situación agravada tras las guerra en Ucrania, mientras que acercaron posturas en política exterior y también coincidieron en la necesidad de retomar las conversaciones para la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y el Tribunal Constitucional.

El primer encuentro entre Sánchez y Feijóo desde que este último fuese elegido presidente nacional del PP el sábado se prolongó por espacio de tres horas. El todavía presidente de la Xunta de Galicia fue el primero en comparecer en el Palacio de la Moncloa y dio cuenta de una reunión de trato “muy cordial” pero “mucho menos fructífera” de lo que hubiese deseado.

Posteriormente, la portavoz del Ejecutivo, Isabel Rodríguez, calificó de “positiva y cordial” una cita en la que “se ha avanzado el ánimo por parte de ambos” de mantener un “diálogo permanente”. En todo caso, resumió las tres horas de reunión “fructífera y provechosa” diciendo que “ha habido muy buena disposición, también por parte de Feijóo, pero ha habido poca concreción y ninguna documentación” por parte del PP.

Según Rodríguez, la reunión estuvo marcada por el documento del Gobierno con 11 asuntos para abordar con el PP. En el texto se habla de pactos “divididos en bloques: cumplimiento y actualización de la Constitución y regeneración democrática, unidad en la respuesta a las consecuencias económicas de la guerra y compromiso en la mitigación del cambio climático”.

Feijóo, en cambio, criticó la falta de “un mínimo de documentación” previa para poder preparar la reunión y poder desarrollarla con mayor concreción. “Si vuelvo a ser convocado, desde luego le pediré un orden del día”, resaltó, convencido de que este encuentro hubiese sido “mucho más operativo” si se hubiesen puesto sobre la mesa los temas previamente.

Tras esta queja por las formas, Feijóo llegó a decir que no tenía “ninguna buena noticia” que comunicar a las familias, a las rentas medias y bajas, a los trabajadores y a las empresas tras este encuentro en La Moncloa con Sánchez. De tal forma, censuró que el líder socialista “no” considerase “ninguna de las propuestas” del PP para afrontar la situación económica.

El líder nacional de los populares advirtió de que “la guerra ha convertido en alarmante una situación económica que ya era muy preocupante”, de tal forma que “ha puesto al descubierto las debilidades que tenía la recuperación en España”. Avisó, asimismo, de que “no es posible” que su partido apoye el Plan Nacional de Respuesta a las Consecuencias de la Guerra si el Ejecutivo “pretende convalidarlo tal cual” lo confeccionó en el Consejo de Ministros.

PLAN ANTICRISIS

Feijóo deploró que Sánchez pretenda sacar adelante en las Cortes Generales el real decreto con el plan anticrisis “sin más”, aunque no especificó si su voto se traducirá en un ‘no’ o en una abstención. “La sensación que he tenido es que no está dispuesto a cambiarlo ni a mejorarlo, simplemente pretende convalidarlo tal cual”, explicó el todavía presidente de la Xunta de Galicia.

Precisamente, el líder del PP cargó contra Sánchez por no estar “dispuesto a escuchar al resto” para “mejorar” o “enmendar” este real decreto con el plan de choque económico. Dedujo que “probablemente tampoco necesite el apoyo del PP” dada esta actitud. Sin embargo, él reconoció que este plan tiene “aspectos” que le parecen “interesantes”, pues “hay medidas razonables, sobre todo las que se refieren al sector primario”. No obstante, puntualizó que es “absolutamente insuficiente”.

Por ello, Feijóo comunicó a Sánchez que “apoyar este plan sin modificaciones, sin mejoras y sin aceptar propuesta no es posible”, porque si el Ejecutivo “no está dispuesto a escuchar al resto de grupos parlamentarios”, se presupone que ya cuentan con sus “socios” en el Congreso de los Diputados para convalidarlo.

“Si el Gobierno quiere seguir solo, pues seguirá solo”, resaltó Feijóo, lamentando la falta de acuerdos económicos porque Sánchez “no considera” una “propuesta alternativa”. En concreto, el líder del PP planteó una bajada del IRPF “selectiva y temporal” con carácter retroactivo al mes de enero, agilizar las devoluciones para que los españoles puedan hacer frente a la inflación y reducir el IVA de la luz, del 10% al 4%, y del gas, del 21% al 4%.

En palabras de Feijóo, “el Gobierno no puede seguir recaudando más y no hacer un esfuerzo con las rentas medias y bajas”. Así lo aseveró tras proponer que la Airef realice una auditoría de los gastos superfluos del Ejecutivo y que 4.900 millones de los fondos europeos puedan ser gestionados directamente por los ciudadanos.

Tras decir el presidente del PP que Sánchez no le había pedido específicamente su apoyo a este real decreto con el plan contra el impacto económico de la guerra, la portavoz del Gobierno aseguró que Feijóo tampoco había solicitado su tramitación como proyecto de ley, además de resaltar que el Ejecutivo tampoco se ha negado nunca a hacerlo como tal.

La también ministra de Política Territorial aprovechó su intervención para llamar a Feijóo a “reconsiderar su posición” con respecto al Plan Nacional de Respuesta a las Consecuencias de la Guerra porque “una propuesta no puede condicionar un paquete” de medidas orientadas a responder a la crisis económica actual.

“Espero que el PP reconsidere su posición y que una sola propuesta no implique una imposición y el rechazo a todas las medidas”, señaló Rodríguez, quien aseguró que Feijóo “no ha concretado en ningún documento” la propuesta de bajar el IRPF, ni tampoco se la “ha hecho llegar al Gobierno”.

En cualquier caso, Rodríguez subrayó que “aún teniendo el Gobierno, como se pudo comprobar en el debate en el que compareció el presidente, una mayoría suficiente para aprobar” dicho real decreto, “en esa mayoría también tendría que estar el principal partido de la oposición”. “Como estamos en un tiempo nuevo, yo espero que efectivamente reconsidere su posición”, insistió.

“CLIMA FAVORABLE”

Más allá de las importantes diferencias en el plano económico, la portavoz del Ejecutivo sí constató el “clima favorable” a la hora de “recuperar” otros “consensos básicos” que van desde la actualización del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) a la renovación del Tribunal Constitucional pasando por “el regreso del PP” al Pacto Antitransfuguismo o la Ley de Ciberseguridad.

“Esperamos que en esos asuntos en los que nos han pedido tiempo pueda conformarse un acuerdo de principios básicos”, indicó Rodríguez, enfatizando que “la disposición básica al acuerdo” es lo que se viene reclamando desde el Gobierno. Igualmente, puso el foco en el Pacto contra la Violencia de Género para trasladar su “preocupación” porque “nos gustaría que no se asumieran tesis que lo cuestionan”.

En concreto, el Gobierno y el Partido Popular se comprometieron hoy a “retomar las conversaciones” para renovar el CGPJ y el TC. La portavoz del Ejecutivo avisó de que es “necesario cumplir la Constitución” y que “esto es de sentido común”, por lo que llamó al PP a “volver a una senda que nunca debió dejar” y dar cumplimiento a la Carta Magna “tres años después”.

En su caso, Feijóo ratificó que ambos quedaron en retomar “rápido” la interlocución en este sentido. Además, trasladó a Sánchez que habría que ajustar los métodos de elección actual de los magistrados para lograr un sistema “más mejorado” y que el presidente del Gobierno tomó nota de su propuesta, además de defender que es “necesario” que los elegidos atiendan a los “mejores perfiles acreditados, independientes y respetados” en la carrera judicial.

De tal forma, Feijóo no especificó por el momento si mantiene como condición ‘sine qua non’ para pactar la renovación del CGPJ la exigencia verbalizada por su predecesor en el cargo, Pablo Casado, de lograr el compromiso del Gobierno para cambiar el método de elección a futuro y que parte de los jueces sean elegidos por sus pares.

En los últimos meses, el PP y el PSOE no se ponían de acuerdo en esta negociación porque los populares aceptarían actualizar el CGPJ con el sistema vigente, pero querían antes arrancar al Gobierno la promesa de modificar el método de elección de los vocales de este órgano para que los jueces elijan a 12 de los 20 vocales en la próxima renovación.

POLÍTICA EXTERIOR

En lo que atañe a la política exterior, el líder del Partido Popular y todavía presidente de la Xunta de Galicia aseguró que el jefe del Ejecutivo le trasladó que a partir de ahora le mantendrá informado de las medidas que tome.

“Me ha dicho que no volverá a repetirse (lo ocurrido con el Sahara) y que me mantendrá informado de la política exterior de España tanto en relación con Marruecos como en relación a la guerra de Ucrania o cualquier otra eventualidad importante”, confirmó, en lo que supone otro acercamiento producido en esta cita.

Así lo manifestó Feijóo cuando se le preguntó por la cuestión de la política exterior y, en concreto, con Marruecos. Todo ello poco antes de que el presidente del Gobierno llegue a Rabat para sellar una nueva relación bilateral en un encuentro con el rey Mohamed VI.

A este respecto, el líder del PP sostuvo que él no pretende “sacar ventaja en política exterior”, pero denunció que “lo que ha hecho el Gobierno es inadmisible desde todos los puntos vista”. “Ha roto la forma y el fondo, ha innovado en política exterior y ha roto 40 años de consensos”, añadió.

Por el momento, según el análisis de Feijóo, “Marruecos ha recuperado algo que llevaba solicitando hace siglos” mientras España “no ha recuperado nada”. Sobre los motivos que Sánchez le ha dado para actuar de ese modo, el líder del PP afirmó que el presidente se muestra “optimista con el futuro” pero que tampoco ofreció “ningún detalle de que ese optimismo se base en hechos concretos”.

ARTÍCULO 49 CONSTITUCIÓN

En su comparecencia, la portavoz del Gobierno también aludió al “rechazo que nunca entendimos por parte del PP a la reforma del artículo 49 de la Constitución española para hacernos cargo de las peticiones que habíamos tenido siempre del ámbito de la discapacidad para que efectivamente se denominara correctamente en la Carta Magna”.

En este ámbito, el presidente del Partido Popular condicionó su apoyo a la modificación del artículo 49 de la Constitución, con el fin de sustituir el término “disminuido” por el de “persona con discapacidad” y fomentar la inclusión sociolaboral de este colectivo, a que “no haya lugar a ningún tipo de referéndum ni discusión constitucional”.

Feijóo mostró su predisposición a apoyar esta reforma siempre que “previamente se pacte en el Cermi, que tenga el informe favorable del Consejo de Estado y que, en ningún caso, tenga nada que ver en absoluto con ningún otro planteamiento que no sea término exacto de artículo 49”.

“Por tanto, que no haya lugar a ningún tipo de referéndum, ni discusión constitucional”, prosiguió el nuevo presidente del PP, quien puso estas tres condiciones para llevar adelante la reforma planteada sobre el artículo 49 de la Constitución.

En el encuentro entre ambos líderes, Sánchez tendió a Feijóo un documento de 13 páginas con 11 acuerdos, entre los que se encuentra la reforma del artículo 49 de la Constitución. En la actualidad, el proyecto de reforma de este artículo se encuentra en plazo de enmiendas en la Comisión Constitucional del Congreso de los Diputados desde junio de 2021, “ante la falta de acuerdo con el PP”, según el Gobierno.

Dicho proyecto fue aprobado en de mayo de 2021, cuando el Consejo de Ministros dio luz verde a la reforma, que sustituye el término “disminuido” por el de “persona con discapacidad”. Además, reestructurará el artículo para contemplar las distintas dimensiones de la protección de las personas con discapacidad y reorienta su contenido hacia un enfoque que garantice la dignidad y la autonomía de las personas con discapacidad.

Ante esta propuesta, Feijóo señaló que, si las fuerzas políticas están de acuerdo con el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi) y el Consejo de Estado emite un “informe favorable sin enmiendas”, entiende “que puede ir a la Cámara la modificación del artículo 49 de la Constitución”.

“Si ese acuerdo lo solemnizamos, lo concretamos y lo explicitamos, entiendo que puede ir a la Cámara la modificación del artículo 49 de la Constitución”, concluyó Feijóo.

Hasta ahora no ha sido posible sacar adelante la reforma porque PP y Vox se han puesto en los últimos meses al contenido de la misma por diferentes motivos. En 2018 los portavoces de la Comisión de Discapacidad del Congreso alcanzaron un pacto para cambiar el artículo 49, que incluso fue aprobado por el Consejo de Ministros y enviado a las Cortes Generales para su tramitación parlamentaria.

Sin embargo, cuando Pedro Sánchez convocó las elecciones generales de 2019 el proyecto decayó, por lo que era necesario empezar desde cero. Cuando el Ejecutivo actual, con Unidas Podemos ocupando cinco ministerios, recuperó el año pasado la iniciativa cambió el texto original, lo que provocó que el PP se desmarcara. Desde entonces, el expresidente Pablo Casado se mostró reticente a retocar el artículo 49 por temor a que Pedro Sánchez y sus socios lo utilizaran como caballo de Troya para una modificación mayor de la Carta Magna de 1978.

(SERVIMEDIA)

Sigue nuestras noticias

Artículos relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Vivimos en redes

7,525FansMe gusta
441SeguidoresSeguir
839SeguidoresSeguir
- Publicidad-

Últimos artículos

Ir a la barra de herramientas